23
Mar
07

Reseña 52 semana 46

por Arturo Sarmiento

Un enfurecido hombre con el poder de los dioses a su disposición contra las más grandes mentes criminales del mundo, todo esta listo para una batalla de dimensiones épicas. Odio, orgullo, lujuria, eso y más encontrarás en las páginas del ejemplar cuarenta y seis de la exitosa serie semanal 52. Continúa, lee nuestra reseña y averigua si este número se eleva a las expectativas generadas por los ejemplares anteriores.

¡ADVERTENCIA! La siguiente reseña contiene detalles sobre la trama que pueden arruinarte la experiencia de leer este número.

Después de destruir un país entero con sólo sus manos, la furia de Black Adam no ha disminuido. Ahora se dirige hacia la isla Oolong para destruir a los creadores de los cuatro jinetes que asesinaron a su familia. La colección de genios malvados de Intergang que se encuentra en la isla está lista para recibirlo y aunque el sentimiento general es de temor, existe una gran variedad de emociones entre los personajes ahí presentes.

Dr. Death, Dr. Mortis y Baron Bug son los primeros en utilizar sus creaciones para intentar detener al Marvel negro, mientras Sivana se recuesta en su asiento burlándose de sus compañeros, pues sabe lo inútiles que son sus esfuerzos.

La doctora Cale entra en una crisis existencial al estilo Budd de Kill Bill: “merecemos morir” le dice a Will Magnus, y procede a una extraña diatriba acerca de cómo existen demonios que caminan entre ellos, “sirvientes de muerte y desesperación, apóstoles de anti-vida”. Mientras que a nosotros estas revelaciones no hacen más que confundirnos, a ella la excitan y decide disfrutar de sus últimos momentos de vida con Will antes de que Adam llegue por ellos.

T.O. Morrow, mientras tanto, está más preocupado por ganar una subasta en Internet por los restos de Red Tornado, el robot que él construyó hace tiempo y según él contiene los secretos del cosmos dentro de su cabeza.

Ahora todo lo que se interpone entre Adam y los científicos son sólo las puertas del complejo, las cuales son abiertas por la Dr. Cole mientras sigue sufriendo su crisis nerviosa. Sale con un arma en la mano a recibir a Black Adam y le confiesa que fue ella quien construyó los cuatro jinetes, es de suponer que en espera de que la asesine y con ello se termine la cadena de eventos que se han desatado por su culpa, pero Adam la ignora y se camina sin siquiera verla hacia el interior del edificio.

Al darse cuenta Chung Tzu ordena que cierren rápidamente las puertas y cuando todos dentro están a punto de entrar en pánico. I.Q. Quimby comienza un sermón acerca de cómo ahora es su oportunidad de vengarse de todas las veces que han sido humillados y derrotados en su vida.

Toma sólo un par de puñetazos para que las puertas caigan hechas pedazos y bajo la dirección de Quimby los súper genios malvados logran detener a Adam lo suficiente para que el Dr. Morrow, sin levantarse de su asiento, lo noqueé al abrir un área del tamaño de una cancha de fútbol dentro del invulnerable cerebro de Black Adam. Después de hacerlo guarda su futurístico invento en el bolsillo y retorna su atención a la subasta en Internet.

Después de golpearlo un poco más y amagarlo de forma segura, Black Adam es entregado a Sivana para que lo lleve a su laboratorio donde tiene algo planeado para él.

“Siéntanse libres para carcajearse histéricamente, caballeros” dice Morrow después de haber ganado la subasta.

Después llegamos a una escena aburrida acerca del arresto de Lex Luthor, él cual fue escoltado por Steel y Natasha en su nueva armadura. Clark Kent se da cuenta que algo está mal (nota de Kolbe: algo inusual en él) y les hace saber que el verdadero Luthor está escondido y estaba siendo suplantado por Hannibal, quien por cierto acababa de morir hace unas semanas, pero resulta que siempre no… ¡52!

La Sociedad de la Justicia por fin llega a Bialya, una semana después de la tragedia, para buscar sobrevivientes. Alan Scott se siente responsable por Black Adam ya que era miembro de su equipo y en ese momento se presenta Atom Smasher para proponerles que juntos vayan por él.

En general este número fue bastante aburrido; parece que las últimas semanas han caído en un patrón de un número genial y un número soso, así que la próxima semana debe rockear.

¡Ah! Pero al menos esta semana incluye el origen de ¡BATMAN! ¡Corran a comprar este número! No quiero arruinarles la trama, pero ¡matan a sus padres frente a él! Vaya, así que así es como sucedió todo, umm… no lo sabía.

Ugh…


1 Response to “Reseña 52 semana 46”


  1. 1 kolbetronic
    marzo 26, 2007 a las 12:11 pm

    “Hannibal, quien por cierto acababa de morir hace unas semanas, pero resulta que siempre no… ¡52!”

    Está bien. Es bueno aferrarse a la vida. ¿Tú no lo harías?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: