13
Abr
07

Reseña 52 semana 49

por Arturo Sarmiento

El tiempo se ha terminado para la Isla Oolong y está destinada a caer, desde adentro o afuera.


¡ADVERTENCIA! La siguiente reseña contiene detalles sobre la trama que pueden arruinarte la experiencia de leer este número.



En el primer día de esta semana vemos a la Sociedad de la Justicia intentando romper los escudos que les impiden entrar en los cuarteles de la Isla Oolong, mientras Chang Tzu sigue preguntando idioticamente “¿Cuánto me darán por Black Adam?”. En serio escapa a la comprensión como puede llegar a pensar que alguien le va a dar un dólar cuando la JSA está frente a su puerta lista para recuperar a Adam por la fuerza.

Justo entonces aparecen en la isla los Grandiosos Diez de China, quienes afirman que la isla es territorio de su república y que cualquier acción agresiva será tomada como una provocación. Ahora sabemos la razón por la cual los súper héroes chinos estaban tan preocupados por Black Adam cuando este atacó Bialya.

Siendo este un comic y teniendo dos grupos de súper héroes frente a frente, uno esperaría que lo siguiente en suceder es una gran batalla campal con una ilustración de dos páginas, pero el Guardia Rojo Socialista hace lo responsable y, después de discutir tranquilamente con Alan Scott, contacta con sus superiores para pedir confirmación del curso de acción a seguir; por lo visto uno de sus poderes es la súper burocracia.

Mientras tanto dentro de los cuarteles de Chang Tzu y su escuadrón de la ciencia (no puede haber un nombre más ñoño…) Will Magnus revela el plan que ha estado tramando. En vez de activar el hombre de Plutonio como se le había ordenado, crea un grupo de mini Metal men para, uh, molestar ligeramente a Chang Tzu, puesto que realmente no pueden hacer mucho más, eso es, hasta que Magnus le dispara a Plomo y le rompe el cascarón.

El plan de Will es desactivar los escudos, pero el profesor Morrow intenta detenerlo, al menos hasta que su corazón se ablanda cuando Magnus le da un pase de salida gratis de todo este embrollo, a costa de Sivana.

Afuera del complejo Alan Scott y el Guardia Rojo Socialista siguen discutiendo, pero de pronto Thundermind, uno de los Grandiosos Diez, le empieza a soltar toda la sopa telepáticamente a Linterna Verde. Le revela que Chang Tzu es en realidad un miembro más de los Grandiosos Diez (¿eso no los convierte en “los Gandiosos Once”?) y ha estado usando el dinero de Intergang con el solo propósito de crear los cuatro jinetes y matar a Black Adam. En ese momento los escudos se desactivan y la JSA entra al complejo.

Adentro, Sivana trata de encontrar una forma de huir ya que el Dr. Magnus le robó su teletransportador. Vemos a Black Adam atrapado sobre una mesa. Por lo que se puede apreciar, la tortura a la que fue sometido consistió en quitarle la camisa, rasgar sus pantalones y cortarle una uña, la cual cuelga ahora del cuello de Sivana, como un amuleto (¡iuck!) En verdad, cualquier cosa que le haya hecho a Adam, ninguna fue muy substancial.

Es detenido en su camino por Atom Smasher quien lo obliga a revelarle donde tiene encerrado a Black Adam. Cuando llega al sitió lo libera y le informa que la JSA está allí para llevarlo en custodia. Adam se niega argumentando que aún debe hacer justicia por la muerte de su familia, pero Atom Smasher lo confronta sobre sus acciones en Bialya y como no puede creer que lo haya hecho. A Adam no podría importarle menos y se va, no sin antes demostrar sus poderes de súper sastre y aparecerse un nuevo traje.

Un momento ¿no se supone que Adam estaba como loco por matar a todos los científicos de la isla Oolong? ¿Por qué se va sin buscarlos? ¿Acaso porque la JSA está allí? Es de suponer que se dirige a China pero ¿quién diablos le informó que ellos estaban detrás de todo? ¿el Dr. Sivana? ¿tiene Black Adam súper oído como Superman y escucho a Chang Tzu? ¿Thundermind le transmitió la información telepáticamente como hizo con Alan Scott? Nada de esto hace sentido.

La última página nos muestra a Nuklon y Jade discutiendo su falta de empleo y pérdida de reputación desde el fiasco del proyecto Everyman. Sin embargo Nuklon piensa que aún pueden hacer algo y demostrar su valor como Infinity Inc., o como me gusta llamarlos, “World War III Cannon Fodder”.

La portada de este número es sensacional, las referencias a James Bond abundan y son muy graciosas. Algo peculiar de este ejemplar es que todo sucede en un solo día, así que la próxima semana cuando WW3 comience, Black Adam tendrá ya al menos 6 días para hacer destroces; sólo necesitó tres días para destrozar el pequeño Bialya y, por la cara que tiene en el último panel, sólo podemos imaginar lo que hará con China con tantos días de ventaja.


0 Responses to “Reseña 52 semana 49”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: