20
Sep
07

Reseña Republika Lucha #1

por Arturo Sarmiento

Historia: Eduardo Ancer
Arte: Rene Córdova

La historia del comic en México es amplia y eso no se puede negar, aunque no es necesariamente análoga a la de nuestro vecino país del norte. Sin embargo, no ha logrado conseguir una identidad propia que sea duradera, a pesar de que se hayan producido trabajos de gran éxito y calidad, principalmente en las décadas pasadas. Obras como la Familia Burrón, Kalimán y Memín Pinguín han sido reconocidas ampliamente y se han convertido en clásicos, aunque hoy en día no son vistos con tanta admiración por el público en general y quisiera suponer que es debido al malinchismo que se filtra en esta y muchas otras áreas de nuestra sociedad.

Se mantiene la impresión de que los trabajos creados en los Estados Unidos son superiores intrínsecamente, lo cual bien puede ser cierto en algunas obras específicas y en la forma en que son elaborados, aunque hay que reconocer que mucho de lo que se importa hoy en día es, sin despreciar el medio, basura diseñada para explotar las expectativas generadas en el mercado a través de una gigantesca mercadotecnia.

Existen obras mexicanas más modernas que han demostrado que si se tiene la dedicación necesaria, se puede hacer un buen trabajo de arte secuencial bajo los estándares del comic actual (sin disminuir la importancia de contar con un poco de suerte). Karmatrón, Operación Bolivar y Ultrapato me vienen a la mente de momento, aunque de seguro existen más. Los moneros de cartones políticos son algunos de los que más reconocimiento han recibido por parte del público en general, gracias a los temas sociales y coloquiales que manejan. Pero al parecer nada de esto ha sido suficiente como para que la historieta sea reconocida como un medio artístico serio y, en ocasiones, literario.

La mayoría de las personas desconocen las bondades que el comic puede brindar y normalmente lo desprecian tachándolo de material de entretenimiento infantil y literatura mediocre. Desgraciadamente los trabajos nacionales producidos durante la última década no han hecho mucho por cambiar esta impresión.

Obras como El Bulbo, Tinieblas, Zeraky, Serpio, Meteorix y muchas más han intentado atraer al público comiquero actual y lo han logrado con resultados mixtos, a veces perdiéndose en los puestos de revistas, siendo estigmatizados por los números de Sensacional de X por un lado, que la gente considera aptos sólo para la nacada (pero es en este tipo de revistas que han comenzado varios buenos artistas) y por otro lado son ignorados por los fans del comic americano que prefieren comprar historias sobre los personajes con los que crecieron y a los que han amado desde niños. Eso sin mencionar la miríada de pseudo-mangas-wannabes que automáticamente son calificados como pornografía por cualquier padre de familia de más de 40 años.

Ciertamente la calidad de los trabajos mencionados en el párrafo anterior es muy variada y muchas veces su éxito poco tiene que ver con ella; podríamos hablar mucho al respecto, aunque eso es material para discutir en otra ocasión. ¿Entonces a que viene toda esta larga diatriba? se preguntarán ¿Acaso pretendo inferir que Republika Lucha ha venido a cambiar todo esto? No, no lo creo. El triste status-quo del comic mexicano que vivimos ahora probablemente durará varios años más, pero si el primer número de Republika Lucha es una indicativa, los siguientes pasos para tratar de darle reconocimiento a este medio en nuestro país se están dando en la dirección adecuada.

Así pues, habiendo sacado eso de mi pecho, pasemos propiamente a la reseña.

¡ADVERTENCIA! La siguiente reseña contiene detalles sobre la trama que pueden arruinarte la experiencia de leer este número.

Para aquellos que se encuentran dentro del grupo de personas que disfrutan y viven la pasión del deporte favorito de las masas, el fútbol, es posible que el nivel en el que esta afición influye en la sociedad moderna parezca no ser más que el orden natural de las cosas. Para aquellos que no nos incluimos en dicho grupo, las cosas son bastantes distintas. A veces nos parece incomprensible ver a las personas haciendo filas durante horas y horas para conseguir entradas para la final de una copa importante; calles cerradas y embotellamientos nos parecen innecesarios tan sólo por un partido que se celebra cerca de tu casa; luchas y pleitos dentro y fuera de las canchas, muchas veces instigados por personas sin relación directa con los participantes del deporte nos resultan ilógicas. Y además debemos responder una y otra vez a la misma pregunta que muchas personas utilizan para romper el hielo durante una conversación “¿A que equipo le vas?” con un simple “No me gusta el fútbol”, que a veces resulta en unas cuantas risas incrédulas y en ser clasificados dentro de algún estereotipo molesto (aunque muchas veces correcto).

Ahora imagina como serían las cosas si la pasión por este deporte estuviera enfocada en otro deporte popular, la lucha libre. Obviamente aunque la magnitud fuera similar, las implicaciones sociales serían muy diferentes, ya que el tener a miles de personas desando cubrir su rostro todos los días con una máscara que impide identificarlos fácilmente provocaría desconfianza en la población y muchos dolores de cabeza para las autoridades.

Y es este el tema que crea el entorno general de la historia de Republika Lucha. Así que si esperabas que este comic se tratara de locos luchadores lanzándose desde la tercera cuerda mientras gritan el nombre de su técnica, una mezcla bastarda de Mucha Lucha y Súper Campeones, olvídalo. En esta historia, a pesar de su título, la lucha libre no es su enfoque, sino su contexto.

Durante las primeras siete páginas, Eduardo Ancer (La tierra que cubre) y Rene Córdova (Bad Pandas) nos cuentan como fue que nuestro país paso a convertirse en una nación de luchadores y la forma en que la sociedad respondió a este cambio, narrándolo de una forma fluida y entretenida, sentando las bases donde la primera historia de este comic, “Primera Caída”, se desarrollará.

La trama gira al rededor de Torque y Briza, agentes de la Afil, la Agencia Federal de Investigación de Luchadores, los cuales han sido asignados para resolver el homicidio del Mozquetón, un luchador de renombre, después de que el asesino decidió revelar el cuerpo de su víctima de una manera, digamos, espectacular.

Por otro lado tenemos a un grupo de amigos estudiantes de secundaria y uno de ellos, Carlos, está más que ansioso por ser aceptado por un club de lucha y por fin gozar del estatus social que cree que obtendrá al poder por fin utilizar una máscara de forma oficial. Nos enteramos de sus sueños y dudas mientras de fondo podemos apreciar un discurso dado por El Relámpago, líder del club técnico, un personaje elitista que misteriosamente ha decidido luchar por causas sociales al ser el primer luchador en postularse para la presidencia de la república. El primer número termina con un cliffhanger honestamente bueno, creando el suspenso necesario para desear leer el siguiente número sin sentir que la historia se dirija a un rumbo predecible.

El guión de este primer ejemplar es bastante sólido y Ancer logra crear un universo verosímil que no requiere que el lector suspenda mucho su incredulidad para aceptar la posibilidad de su existencia. Aunque el lapso de tiempo que se maneja desde la creación del club de los 8 grandes hasta la fecha actual me parece algo corto como para que un cambio social tan grande se haya asentado y normalizado entre la población general. En serio, los 70 no fueron hace tanto tiempo, aunque para algunos jovenzuelos suenen como a la edad media. La historia mantiene un buen ritmo de principio a fin, logrando evitar caer en el pecado de tomarse a sí misma demasiado en serio o el llegar a ser excesivamente coloquial.

El arte de Córdoba es muy bueno y, a pesar de mostrar influencias de Humberto Ramos o Joe Madureira, quienes a su vez fueron influenciados fuertemente por el arte japonés, este es un comic y no un intento de manga. Me alegra decir que el primer ejemplar no se enfoca en mostrar escena tras escena de fan-services, como lo había supuesto por las imágenes promocionales, lo cual le da aún más mérito al no tratar de ganar más lectores de forma fácil mostrando enormes pechos y panty-shots cada dos páginas. Aunque hay que notar que el arte de Rene parece aflojar un poco durante las viñetas que se tratan de enfocarse en la anatomía de Briza, la protagonista femenina; no es que haya nada particularmente mal con la anatomía (y recuerden, estamos hablando de anatomía comiquera), pero creo que estas viñetas se sienten un tanto rígidas con respecto al resto del comic. Los fondos no son muy elaborados pero eficientes y los cuadros que no lo tienen disimulan fácilmente su ausencia gracias a los buenos colores que los remplazan.

¿Puntos malos? Ninguno grave, pero los globos del texto necesitar ser pulidos un poco más, ya que a veces lucen muy ajustados al rededor del texto, llegando a veces a rozar con las letras, y en algunas ocasiones su colocación resulta algo confusa.

Estoy bastante complacido con este primer número de un comic mexicano moderno y espero que sigan mejorando y superándose en los ejemplares que siguen. Esperemos que su base lectora se mantenga (y si es posible, que aumente) y logren sobrevivir más tiempo que otros trabajos nacionales anteriores. Cabe mencionar nuevamente que este proyecto cuenta con un respaldo en línea, el cual contiene más información del universo de Republika Lucha y, eventualmente, comics en línea gratuitos, además de un blog sobre el desarrollo del comic.

En general es un buen arranque el que tiene esta historia y, utlizando la escala sugerida pragmaticamente por el buen Luis Fuentes, le doy una calificación de 4 mandriles sobre 5.

Anuncios

14 Responses to “Reseña Republika Lucha #1”


  1. 1 Eon
    septiembre 20, 2007 en 10:58 pm

    El proyecto “Republika Lucha” parece ser, el redentor del comic en mexico; yo fui fan de karmatron (c) hace mas de 15 años, conoci al bulbo , ultrapato, cerdotado, y admiro el trabajo de ramos y la verdad para mi… El señor Rene C. y El señor Eduardo A. van por el camino de la exelencia, como seres humanos, los quiero como a mis amigos y como Profecionales los respeto y admiro, algun dia espero poder comentar: si yo fui uno de los pocos que recivio el #1 de republika lucha en su casa ,opine y hable de lo mucho que me gusto en foros y dios mediante le invitare unos tacos al señor rene y lo digo con la mucha o poca importancia que se le pueda dar La Republika Lucha y Luchara por el buen comic en mexico y mi señor arturo usted tine mucha razon en toda su reseña…

  2. 2 en_fer_mo
    septiembre 20, 2007 en 11:00 pm

    digamoslos asi..me dijiste lo necesario para pedir mi numero y no sentirme estafado….enhorabuena

  3. 3 david
    septiembre 21, 2007 en 12:49 pm

    disculpen donde puedo conseguir el comic alguien sabe ????

  4. 4 drraven
    septiembre 21, 2007 en 12:54 pm

    David
    El comic lo puedes comprar en línea desde su página oficial:

    http://www.republikalucha.com

    Me parece que también van a distribuirlo en Comicstle.

  5. septiembre 22, 2007 en 4:40 pm

    Un excelente comic que no los decepcionará… los que ya tuvimos oportunidad de leerlo esperamos con ansia el número 2… por cierto la portada que aparece en esta reseña fué dibujada por Raúl Treviño y hay otra dibujada por René Córdova, y lo chido de que vengan foliados es que los números posteriores te seguirán llegando con el mismo folio… Es de lo mejor que he leído en cuanto a comic hecho en México…

  6. octubre 6, 2007 en 5:17 am

    Hola amigos.

    Saludos desde Madrid, España.

    Desconozco totalmente el panorama en Mexico, pero la introducción a este artículo me ha parecido muy bueno. Lo único que había oido es de Karmatrón, a raíz de un programa del podcast Capitán Pada. http://prodigymsn.dixo.com/comics/

    En cuanto al cómic, me parece estupendo, sólo pondría una pega en la portada, que me parece bastante floja (lo siento).
    Espero que tengan suerte, y ánimo con sus futuros proyectos.

    Le he pasado la reseña a Hector Padilla, locutor del podcast Capitán Pada, en Dixo MSN, por si le interesase hablar del tema en su programa.
    Nosotros también tenemos un podcast, pero hablamos principalmente de cómic español, aunque no descartamos cualquier colaboración o reportaje de nuestros hermanos americanos.
    http://www.historietaspodcast.com/

    Saludos a todos.

  7. 7 hecman
    noviembre 29, 2007 en 11:49 am

    hola a todos
    pues como ya dijo el buen pipiripau el numero uni¡o de republica lucha cuenta con dos portadas una alternativa que es la que muestran en este postque es de raul traviño y la del buen rene cordova asi que te aconsejo mu querido historietas que le heches un vistaso a la de rene que en un gusto muy personal me gusto mucho bueno eso es tod ha y ya esta por salir el numero dos del republika lucha no se lo pierdan

  8. diciembre 9, 2007 en 4:24 pm

    Hey, amigos, he encontrado este video: a ustedes, que más aficionados a las luchas, quizás les guste:

    Un saludo desde España

  9. 9 angel
    febrero 6, 2008 en 12:35 pm

    ¿Ultrapato? No señores, esa es una de las peores cosas que he leido, el dibujo estaba mas o menos, pero lo superaban muchos dibujantes de los sensacionales de…, la historia, los dialogos absurdos, espero que jamas vuelvban a publicar algo asi, Serpio tenia un magnifico dibujo, pero la historia no era original que digamos, lo unico decente que he leido es karmatron, el”comic mexicano” asi como el cine mexicano es sobrevaluado, se cree en ellos solo por que la gente quiere creer en algo, pero no nos ceguemos, la verdad es que no hay algo que realm,emnte despunte por su calidad u originalidad, la gente prefiere lo americano porque, seamos sinceros, supera por mucho a lo nacional, alla planean, corrigen, aman lo que hacen, aqui se obstruyen unos a otros , lo he visto en muchas editoriales, asi que, honor a quien honor merece y no nos ceguemos ante la dura realidad, como en la actuacion, la politica, la musica, si quieren que sobresalgamos, hay que darle la oportunidad a quien tiene talento y a quien no hay que decirle adios, pero como sucede en los medios antes mencionados, se le da la oportunidad solo a quien tiene familia o amigos en el medio (como en el caso de ultrapato, los creadores fueron rechazados 10 veces, hasta que su papi les edito el “comic”).

  10. 10 drraven
    febrero 6, 2008 en 2:44 pm

    @Angel

    Creo que tu posición con respecto al estado del comic en México es más o menos la estándar, inclinándose hacia el lado pesimista y en momentos te contradices un poco.

    Si una persona fue rechazada varias veces ¿significa eso que debe dejar de un lado sus aspiraciones y dejar el lugar para el que sigue? Si a final de cuentas logran publicar su trabajo, aunque sea de forma independiente (sin importar de donde vengan los recursos económicos) y logran obtener reconocimiento por ello, creo que su esfuerzo vale la pena.

    Además ¿se debe despreciar una obra tan solo por el hecho de que fue publicada a través de una editorial de vanidad o se debe evaluar según sus méritos? Muchos creadores se han encargado de elaborar, publicar y distribuir su trabajo, y eso no es algo fácil de hacer. Tampoco es siempre posible atraer la atención de las editoriales importantes, ya que al mismo tiempo cientos de otras personas están intentadolo.

    En el caso de Ultrapato, estás en todo derecho de que no te agrade, pero personalmente a mí me parece que es un trabajo que se encuentra arriba del promedio con respecto a otros trabajos nacionales, incluyendo otros comics que se publicaron a través de la misma editorial “de papi”. Después de todo, tanto Edgar Delgado como Francisco Ruiz Velazco (por ejemplo) siguieron su camino hasta trabajar de forma profesional para empresas americanas como Marvel o Dark Horse (tampoco pretendo insinuar que esto le dé automáticamente validación a su trabajo, pero es algo para considerar. No deben ser tan malos ¿cierto?).

    En el caso de Serpio, creo que el dibujo y la edición eran bastante decentes, siguiendo el estilo americano. La historia era muy derivativa, pero aún no sabría decir si ese fue realmente su problema o si la razón para que dejara de publicarse fue económica. Lo que si recuerdo es que desde el primer número la actitud de la revista resultaba algo chocante y pretenciosa debido a que el primer numero contenía una columna con “cartas de fans” y hasta un concurso para que los lectores crearan un cortometraje (creo) basado en la historia del comic. ¡Todo esto en el primer número! ¿Como iba alguien a crear un proyecto basado en una historia que no conoce?

    A riesgo de repetirme, si buscas comics mexicanos verás que muchos son publicados por editoriales de vanidad, creadas a veces con el fin exclusivo de publicar dicho comic, y esto no convierte al material en “basura” por default. La calidad varía mucho, tanto en el proceso creativo como en el editorial, y es necesario dar honor a quién honor merece (como tú lo dices). Por ejemplo, creo que Zeraky era un comic divertido y estéticamente atractivo (aunque algo surtido de clichés) a pesar de que su estilo no era necesariamente el más atractivo desde un punto de vista comercial. Por otro lado a mi nunca me agradó Meteorix 5.9, con su mezcla de estilo “mexican-curious” y animesco y su guión populachero y coloquial, sin embargo logro contar con un impresionante periodo de publicación (más o menos) continua hasta llegar al número 60.

    ¿Me gustaba Meteorix? No, para nada. ¿Creo que merece consideración y respeto por sus logros? Definitivamente. Honor a quién honor merece.

    Para tener éxito al publicar un comic no solo se necesita talento y dinero, también se necesita paciencia y dedicación. Es un trabajo duro y fastidioso, sin importar cuanto se ame hacerlo. Si alguien a quien no se considera extremadamente talentoso logra publicar su obra es algo admirable; si su obra sucumbe debido a su falta de calidad, es tan solo el curso natural de las cosas. Si sobrevive a pesar de ello, tal vez sea un caso para examinar más a fondo.

    Aunque también es cierto que resulta deprimente ver como buenas obras terminan siendo canceladas o no logran nunca captar la atención de un público mayor (¡Oh, Complot Mongol! ¿Que fue de ti?). Y en cuanto a aquellos privilegiados que tienen todo puesto a sus pies para hacer un comic, no podemos hacer nada al respecto, más esperar que hagan algo bueno o compartan sus recursos con gente talentosa. ¿O acaso sería preferible que dejaran pasar la oportunidad que tienen, tan solo porque no les costó tanto trabajo como a otros?

    Pero bueno, ya me expandí demasiado. En resumen, creo que:
    No todo lo americano es bueno.
    No todo lo mexicano es malo.
    La mayoría de lo mexicano y de lo americano es bastante malon o promedio 😦 e incluso así, puede llegar a ser bastante entretenido. No estoy buscando el nirvana en los comics (aunque lo he llegado a encontrar un par de veces), en ocasiones solo busco una risa barata o un arte lindo.

    P.D. ¡Casi lo olvidava! En algo estoy de acuerdo Angel, el medio de los comics en México está lleno de idiotas pretenciosos que se creen la divina garza tan solo porque publicaron un cuento que compraron un puño de personas y merecen todo el desprecio proporcional a su pesadez. Pero creo que su obra se debe evaluar independientemente.

  11. 11 drraven
    febrero 6, 2008 en 3:05 pm

    P.D. 2
    Si alguien desea leer un comic mexicano moderno que “despunte por su calidad u originalidad” pueden leer Operación Bolivar de Edgar Clement. Es original, tiene calidad, pero eso no es garantía de que les agrade. De cualquier forma es un excelente comic.

  12. 12 Luis Arturo
    abril 29, 2009 en 12:31 pm

    ¿¿¿¿donde puedo consegir el comic de republica lucha????

    –por fabor ayudenmen¡¡¡¡¡

  13. septiembre 11, 2009 en 4:42 pm

    la neta que chido que se aventaran a hacer un comics, sobre lo mas padre que podemos tener dentro de la cultura mexicana ,la lucha libre, y hecer una buena cantidad de heroes con identidades raras y especiales al mismo momento. yo tambien dibujo y me da gusto ver que la gente que tiene buena creatividad la plasme y la entregue a toda nuestra rancherada mexicana.

    p.d. los fe licito y sigan mejorando las historietas mexicannas aal mas puro estilo de republiKalucha

  14. 14 AZHAEL
    diciembre 7, 2009 en 1:44 am

    POR FAVOR MIRA FUI A LA CONVENCION BANG EN TAMPICO (5 Y 6 DE DICIEMBRE DEL 2009)Y VI LOS COMICS QUE TRAIAS Y LA VERDAD POR QUERER HACER TIEMPO EN LA CONVENCION EN COMPRARLOS Y NO CARGARLOS YA NO TE ALCANZE

    PERO SI ME GUSTARIA COMPRARLOS TODOS POR QUE LA VERDAD ERES BIEN TALENTOSO

    POR FAVOR DIGANME CUANDO VUELVEN A TAMPICO

    Y AHI ESTARE PA COMPRARLOS

    SUERTE

    SALUDOS


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: