01
Abr
08

Reseña Countdown to Final Crisis semanas 6 a la 5

por Arturo Sarmiento

Historia: Paul Dini con Adam Beechen
Arte: Mike Norton (#06) y Jim Starlin (#05)

ctfc6.jpgctfc5.jpg

¡Beechen llega al rescate! El desarrollo del último mes ha convertido a la serie en un caótico conglomerado de personajes perdidos a la deriva. La mayor parte del tiempo se la han pasado rebotando repentinamente de un lado a otro como bola de pinball, ocasionalmente dándonos una que otra revelación, tratando de hacerlas pasar como desarrollo de trama. Sin embargo todo esto cambia (aunque sea momentáneamente) cuando Adam Beechen se une con Dini para escribir estos dos últimos ejemplares, abandonando la aproximación excesiva usada hasta el momento para contar la historia y votando por utilizar un ángulo mucho más sencillo.

¿Acaso estoy diciendo que estos números de Countdown son buenos? Pongámoslo de este modo: estos son los dos mejores números de Countdown hasta el momento. Logran serlo no sólo por mérito propio sino por contraste; el contexto que rodea a estos ejemplares es lo que logra darle relevancia, ya que la historia por si misma no se mantendría sin todo lo que ha sucedido hasta el momento. Beechen logra que estos números se sientan buenos como una buena cinta de George Romero. El que eso signifique un halago o no lo decidirá cada quién. Cinco y contando.

¡ADVERTENCIA! La siguiente reseña contiene detalles sobre la trama que pueden arruinarte la experiencia de leer estos números.

.

¿Mejoría o suerte?

Por otro lado, seguramente habrá quién pueda sentir que lo que Dini y Beechan hicieron en este número es simplemente trampa. ¿Por qué? La forma en que la historia es relatada en estos números es bastante simplista: todo se nos hes informado a través de la narración en primera persona de un sólo personaje, omitiendo por completo el uso de cualquier otra herramienta narrativa. Esto puede dar a pensar que el tiempo que se invirtió en el desarrollo del guión fue muy poco, sin molestarse ni siquiera en crear diálogos para los personajes, utilizando simplemente lo que se había escrito en el guión y modificando únicamente lo necesario para hacerlo pasar como el diálogo interno de una persona. Pero cualquiera que haya sido la forma en que fue concebida la ejecución, debo decir que funcionó. Menos es más ¿recuerdan?

Por supuesto que no es perfecto, pero es un cambio bien recibido de la forma en que los números anteriores contaban con demasiados personajes a los que no se les podía dedicar el tiempo necesario para darles una voz o personalidad, teniendo que conformarse con un par de líneas para la mayoría y un tiempo poco mayor de exposición para uno o dos afortunados, en el que aún así no lograban brillar. En esta ocasión todo mundo se calla la boca y dejan a Buddy Blank hablar. Así pues, con todo lo anterior dicho, vayamos a la historia.

.

Sobre el hombre vendrá… un gran desastre.

Como ya había comentado, todo los sucesos de estas semanas son narrados por una sola persona, y al llegar a la tercera página de la semana seis ya nos podemos enterar de varias cosas. Esta persona es Buddy Blank, personaje a quién ya habíamos visto anteriormente en esta serie, y debido a la representación que se hace de él en esta ocasión podemos ver inmediatamente que esta tierra no es el mundo de donde provienen nuestros héroes. Desde que llegaron a este universo, Countdown ha mantenido en misterio que universo es en el que los retadores (y compañía) se encuentran, a diferencia de los números anteriores donde siempre se aclaraba. Esto llevo a algunas personas a especular qué universo sería, llevando a pensar que la falta de una Tierra 1 definida en el listado de universos que Dc Comics publicó hace unos meses pudiera tener algún significado y que tal vez los protagonistas se encontraban en ella. Ni siquiera Rich Johnston es inmune a esta confusión:

¡ITEM! Dc ha revuelto cual tierra es cual. Originalmente había una Nueva Tierra y las Tierras 1-51. Aparentemente, Nueva Tierra es ahora Tierra 1 y ahora hay una Tierra 52. Creo.

Personalmente siempre creí que Nueva Tierra era la primera tierra y por eso no aparecía listada; pero todo esto es irrelevante en este momento y dudo que alguna vez se aclare. Otra cosa de la que nos enteramos en las primeras páginas, debido a que la narrativa es contada en el pretérito indicativo, es que Buddy sobrevivió lo que sea que haya ocurrido, así que tampoco hay demasiado misterio en cuanto a que sucederá con él. Sumado lo anterior con el hecho de que esta tierra es prescindible, básicamente tenemos en claro desde un principio hacia donde se dirige todo el asunto.

2.jpgMe alegra decir que Karate Kid aún está muerto durante la introducción de la semana seis y se mantiene así por el resto de la historia. No tengo nada en contra del personaje, pero al menos ahora sabemos que el final de la semana pasada no fue sólo otro intento barato por crear drama. También es bueno porque termina con el sufrimiento y confusión que el personaje tuvo que soportar desde su llegada a la línea de tiempo actual desde el crossover de JLA/JSA The Lightning Saga. Fue a finales de este evento donde el personaje decidió no regresar al futuro debido a que Una, recién llegada, le dijo que debía quedarse porque aún tenía una misión más que cumplir en ese lugar. Después de todo lo ocurrido debemos preguntarnos ¿cual era esa misión? ¿enfermarse y después morir? Una misión que no debió haber aceptado, obviamente.

El cuerpo de Val se encuentra aislado en los laboratorios Cadmus, institución que ha decidido darle refugio a los Retadores de lo Desconocido, gracias a la intercesión de Dubbilex (y más tarde, la confirmación de J’onn J’onzz) asegurando que su historia de quienes son y como llegaron allí es legítima. Blank nos cuenta todo lo sucedido desde que ellos llegaron al lugar, narrando la historia a través de la poca información que recibe a través de su trabajo, dado que su interacción con los extraños es limitada.

La gente del laboratorio ha detectado que en verdad hay un agente extraño dentro del cadáver, pero tienen dificultad en aislarlo y en crear un antídoto utilizando la sangre de Ray Palmer, quién es inmune al virus. Cuando el equipo se decide a abrir el cuerpo para extraer el Morticoccus, el virus inteligente decide que no lo van a sacar, él se va a salir y crece desproporcionadamente (haciendo estallar en mil pedazos la espalda de Val Armorr, o al menos eso espero debido a que no es mostrado). Al instante nuestros héroes se lanzan sobre él, olvidando por completo todo el asunto del virus-mortal-del-que-no-debemos-contagiarnos e intentan detenerlo con caras feas, aureolas verdes y un buen abrazo.

1.jpg

Kyle aprisiona a la entidad en una gigantesca burbuja verde, pero el virus logra reventarla al hacerse estallar, esparciéndose en mil pedazos los cuales fueron recolectados por Kyle al instante. Aunque al principio se supone que no ha habido ninguna fuga del virus fuera de los laboratorios, Dubbilex y Palmer se dan cuenta más tarde que el virus es capaz de mutar y adaptarse para evitar ser detectado, por lo cual pudo haberse esparcido sin activar ninguna alarma de contaminación. Lo cierto es que el virus ya había comenzado a expandirse mucho antes de eso, desde el momento en que los héroes arribaron a este mundo. De este punto en adelante todo el planeta comienza a convertirse en un infierno.

Los retadores rastrean y traen de vuelta a Jason Todd y la inoculación de los héroes extraños, personal de Cadmus y de la JLA local comienza. Los héroes locales intentan responder a la emergencia mientras que los Retadores permanecen aislados dentro de los laboratorios de Cadmus, volviéndose cada vez más impacientes y perdiendo el temperamento. Palmer se esfuerza por encontrar una solución al problema, pero esto parece imposible, especialmente si las teorías de Una con respecto a la resistencia del virus son correctas.

3.jpg

La naturaleza misma del Morticoccus también resulta un caso interesante. Al principio parece algo ingenuo: el virus infecta tanto a hombres como animales, dándole a los hombres rasgos animalescos y a los animales características humanas, volviendo furiosos a todos los infectados. El virus también se ha vuelto increíblemente avanzado para el tiempo en el que se encuentra gracias a los avances médicos a los que se pudo adaptar dentro del cuerpo de Karate Kid, el cual había sido tratado anteriormente con medicina del siglo XXXI. Todo esto se sentiría como una decepción sobre las capacidades del virus y su nivel de amenaza si no fuera porque su funcionamiento sirve como un puente argumental entre Countdown y la historia original de Kamandi, el último chico de la tierra. Originalmente, antes de que fuera borrada de continuidad gracias a la primer Crisis, la historia de Kamandi sucedía en un futuro donde el mundo era gobernado por animales inteligentes; aún existían humanos sobrevivientes, pero la mayoría tenían disminuidas sus capacidades mentales y servían como mascotas a los mutantes (según la omnisciente Wikipedia). La tierra había llegado a ese estado debido a un evento llamado “El Gran Desastre“, el cual se mantuvo ambiguo durante algún tiempo, a veces teniendo algo que ver con radiación y al final resultó ser debido a un experimento científico.

Al ver que la pandemia se había desatado, alcanzando los laboratorios de Cadmus incluso, Buddy decide dejar el lugar e ir en busca de su familia y es acompañado en su búsqueda por Triplicate Girl quién siente que después de la muerte de Val ya no tiene nada más que hacer junto a sus antiguos compañeros. El final de la semana seis es también bastante desesperanzador , mostrando a Hal Jordan yendo a pedir ayuda a otros planetas y llevando consigo el regalo del Morticoccus al resto del universo.

.

… y el mal heredará la tierra.

Buddy Blank y Una se abren paso por las calles de New York infestadas de mutantes, Buddy guiando el camino y Una manteniendo la seguridad gracias a las técnicas que aprendió de su fallecido amigo. Antes de que lleguen a su destino podemos ver una secuencia sobre los esfuerzos que la comunidad de súper héroes realiza para contener el desastre, viendo como muchos de ellos fallan, algunos cayendo incluso ante la infección. También podemos ver a los Retadores observando la ciudad arder desde la cima de un puente, extrañamente sin molestarse en hacer nada más que lamentarse.

Cuando Buddy llega por fin al departamento de su hija se da cuenta de que este no se encuentra en buenas condiciones, pero se alegra al ver a su nieto-sin-nombre a salvo. Antes de poder salir del lugar son atacados por lo que su única ruta de salida es hacia la azotea del edificio. En ese lugar Buddy se encuentra con su hija, transformada en una sexy bestia furry (es decir ¿que sucede con su ropa? ¿es eso lo que usan las madres solteras hoy en día?) con la que lucha por un momento mientras Una trata de sacudirse una miríada de pequeñas bestias que han decidido ocuparse de ella. Es entonces que podemos ver la primera muerte realmente cool en todo Countdown, ya sea por lo absurda que parece o la sensación de inevitabilidad que transmite. Es esta muerte la que cierra por completo la historia de los legionarios dentro de Countdown y la que le permite a Buddy Blank escapar sano y salvo junto a su nieto.

4.jpg

Buddy y su nieto arriban una instalación gubernamental llamada Command D, la cual servirá algún día para por fin darle un nombre al chiquillo y en la cual se desarrolló el proyecto Brother Eye en ese universo, aunque no es aclarado si esto significa que en algún momento Buddy actuó como el Ejército de Un Sólo Hombre. Dentro de las instalaciones y con la ayuda del satélite Blank puede ver como lo que resta de la civilización es destruido en un holocausto nuclear instigado por las desconfianzas y acusaciones que la pandemia causó entre las naciones. También logra ver la acción final de nuestros héroes en este universo al darse cuenta que todo el planeta ha sucumbido a los efectos primarios y secundarios del Morticoccus.

5.jpgAhora hagamos una pausa para volver a comparar esta serie con 52. En la anterior serie semanal de Dc pudimos ver como varios personajes de segunda recibieron un nuevo empuje gracias al uso que se les dio durante sus respectivas historias. Ahora en Countdown no puedo evitar pensar que a los Retadores de lo Desconocido les sucederá un anti-efecto-52. Estos héroes han dejado mucho que desear con sus acciones y relaciones interpersonales hasta el momento. Han viajado durante cuarenta y ocho semanas sin haber logrado resultados considerables en los eventos que rodean esta serie. Ahora por último los vemos llegar a un universo extraño, creado específicamente para que en él no existiera nada que los atara ni que les importara, los vemos infectarlo y destruirlo sin que ellos intenten siquiera salvar una pequeña parte, y cuando se dan cuenta de que ya no hay nada que se pueda hacer simplemente se sacuden el polvo de sus botas y se van. Si esto no daña sus carreras entonces hay muy pocas cosas que lo puedan hacer.

Se van, utilizando un Boom Tube que aparentemente está entre el repertorio de poderes de Jimmy Olsen (¿acaso las Mother Box contaban como Nuevos Dioses?¿Por que diablos no intentó esto antes?). No sabemos a donde fueron, aunque a juzgar por los avances del siguiente número que aparecieron en Newsarama por fin llegaron a la Nueva Tierra. Muchas preguntas se mantienen en el aire en este momento ¿donde y cuando fue infectado Karate Kid? ¿por qué fueron enviados específicamente allí por el monitor Solomon? ¿Llevan los heroes consigo la infección o acaso la inoculación fue completamente efectiva en ellos?

No hay mucho que pueda decir sobre el arte, excepto que se mantiene en el mismo nivel durante la semana seis y mejora mucho más en la cinco (aunque Starlin dibuja un tanto raro a los niños), contando esta semana también con un arte atractivo por parte de Tom Derenick en la historia complementaria mostrando el origen de Mr. Freeze. La portada de la siguiente semana también luce bastante bien, aunque no puedo asegurar mi imparcialidad con portadas de este tipo.

ctfc4.jpg

Así pues el gran desastre llegó y se fue, aunque espero que esto no sea lo último que veamos del tipo de daño que puede causar el Morticoccus, dado que el sacrificio de este universo se logró sin pagar realmente ningún precio por parte de los protagonistas, al igual que sucediera con la Tierra 15 y el universo 51.

.

Pensamientos finales:

  • Momento menos creíble: Kyle Ryner venciendo a Jason Todd con un puño verde gigantesco creado con su anillo. Kyle es demasiado ingenuo y Jason demasiado lleno de recursos para que algo así suceda.
  • Personaje más voluptuoso: Triplicate Girl, quién desarrolla todo tipo de curvas bajo el trazo de Starlin en la semana 5.
6.jpg
  • Mejor línea: “I can only hope that one day, he’ll forgive me… for making him the last boy on earth“.

.

Noticias y reseñas anteriores sobre Countdown:

Anuncios

0 Responses to “Reseña Countdown to Final Crisis semanas 6 a la 5”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: