31
May
08

Reseña Final Crisis #1

por Arturo Sarmiento

Historia: Grant Morrison

Arte: J.G. Jones

¡Por fin está aquí, Final Crisis ha llegado! Después de angustiosos meses de espera y altas expectativas generadas por los autores de esta obra, por fin podemos tomar el ejemplar en nuestras manos y averiguar si en verdad satisface todas las promesas hechas.

Una crisis de Dc Comics siempre es un evento pretencioso y extravagante, y en ese sentido Final Crisis no se queda atrás. Sin embargo toda la hipérbole generada al rededor de este cómic puede hacer que muchos se sientan un tanto decepcionados por su primera entrega, mientras otros pueden ver un gran inicio que establece los temas a tratar en los siguientes números. Si tú como yo aún te encuentras en el punto medio de estas opiniones, sigue leyendo para que te enteres de lo que considero los puntos fuertes y débiles del ejemplar, y luego comparte con nosotros tu opinión.

¡ADVERTENCIA! La siguiente reseña contiene detalles sobre la trama que pueden arruinarte la experiencia de leer este número.

.

Consideraciones y continuidad

Antes de entrar de lleno a la trama, hay que tomar en cuenta algunos puntos. Primero, en cuestión de continuidad con el resto de la línea Dc, parece que para Final Crisis no existió Countdown ni la mayoría de Death of the New Gods. Esto es bueno y malo al mismo tiempo ya que si bien esas fueron dos series terribles que estaremos más que contentos de olvidar por completo, también es cierto que fueron series prolongadas y que fueron marcadas como precursoras importantes de esta nueva crisis, así que ver su importancia dramáticamente reducida o simplemente ignorada es un insulto para todos aquellos que las siguieron de principio a fin y que pagaron con su dinero por ello.

Desde muy temprano supimos que Countdown no era una buena serie y que sólo servía como una excusa comercial, pero ahora queda confirmado por completo y para todos aquellos que no han comprado estas historias, ya saben que no deben hacerlo jamás, especialmente si son traducidas al español; sólo aléjense de ellas.

Final Crisis también ignora la caracterización que tuvieron un par de sus personajes en JLA #21, lo que es una pena dado que ese fue un muy buen ejemplar. Por otro lado todo este asunto de ignorar mucho de lo anterior es bueno debido a que significa que no hay tantos pre-requisitos para poder seguir esta historia, especialmente para aquellos que no están al día con el estado del universo Dc. De cualquier forma no es un material precisamente amigable para los nuevos lectores, pero tampoco los hace sufrir tratando de rastrear decenas de referencias.

En segundo lugar, este es un número 1 de Grant Morrison, y si bien es cierto que Morrison sabe como plantear sus historias desde un inicio, lo hace preocupándose más de que las piezas encajen en el panorama general de la historia, en vez de tratar de causar el mayor impacto posible en el arranque. ¿Significa esto que debemos ser más indulgentes con Morrison que con cualquier otro escritor? No, sólo significa que si has leído otras obras de él probablemente ya estés acostumbrado a su estilo. Si leíste recientemente Batman #677 podrás haber notado que es mucho mejor que el #676, y si leíste The Invisibles habrás notado que el número 1 tiene mucho más significado en la segunda lectura después de haber terminado la serie entera.

Pero esta vez Grant sólo tiene 7 números para contar su historia, así que esperemos que el siguiente ejemplar eleve mucho más el dilema de la trama. Cualquiera que se sienta decepcionado por este primer número de Final Crisis está en su derecho de hacerlo, aunque no se puede esperar que todos los arranques de Morrison sean igual a Seven Soldiers #0. Yo recomiendo esperar al siguiente ejemplar antes de sacar conclusiones definitivas.

Por último, antes de entrar en los detalles de la historia, déjenme decir que el arte de Jones en este número es espectacular. Si sientes que el guión no es lo suficientemente fuerte, al menos no podrás quejarte del arte, el cual viene siendo en cierta forma la venganza de Jones por Final Crisis: Sketchbook, ya que en ese libro dominó más la prosa de Morrison que el arte de Jones, y en F.C. #1 muchos puede que vean que esta vez la situación es al revés.

.

Fuego

La historia abre, como se nos prometió hace mucho, con Anthro siendo visitado por el nuevo dios Metron, el cual actúa como el Prometeo del universo Dc al dotar al primitivo chico con el conocimiento y dominio del fuego. El conocimiento es poder tanto para el bien, lo cual es reflejado en el uso que Anthro le da para vencer a una tribu enemiga, como para el mal, como nos lo muestra los pensamientos de Dan Turpin unas cuantas páginas más adelante. El fuego como elemento destructivo asoma de nuevo su fea cara páginas más adelante cuando un conocido pero no extremadamente popular miembro de varias versiones de la Liga de la Justicia se enfrenta a su destino final, pero dejemos ese tema para un poco más adelante.

Vemos que el conocimiento otorgado al chico no únicamente fue el como encender una fogata, dado que más tarde podemos verlo dibujando un elaborado patrón en la tierra, similar al diseño del traje de Metron, mientras que a su alrededor podemos ver varios objetos que nos muestran que el chico ha dominado varias habilidades más. En esos momentos, mientras el sol se pone y el cielo se vuelve rojo, algo extraño sucede y durante unos segundos el primer chico de la tierra conoce al último, quién al parecer está enterado de la visita de Metron al distante pasado y su propósito: entregar a Anthro un arma con la cual destruir a los dioses.

Es aún muy temprano para imaginar cuales son las verdaderas intenciones del nuevo dios para interferir de un modo tan drástico en el desarrollo de la especie humana y la ayuda que ofrece en contra de su propia especie, pero hay que recordar que estamos hablando de Metron, y él algunas veces hace las cosas sólo para ver que sucede.

.

Policías espaciales

Durante la búsqueda de varios niños desaparecidos, Dan Turpin se tropieza en el puerto de Metrópolis con el nuevo dios Orion, quién yace mal herido en medio de varias cajas de juguetes de algún contenedor. Con sus últimas fuerzas Orion advierte a Turpin “¡Ellos no murieron! Él está en todos ustedes…” y cae al suelo donde momentos después pierde la vida al mismo tiempo que el clima cambia y los cielos se tiñen de rojo. Esta escena es observada desde lo alto por Black Racer, la personificación de la muerte entre los nuevos dioses.

Es entonces que entra la duda si los eventos mostrados en “Death of the New Gods” sucedieron como lo vimos o sólo parcialmente. Hay razón para pensar que sí, debido a lo que Orion dice, pero después de ver la poca familiaridad con la que Superman se refiere a los nuevos dioses a pesar de haber presenciado su historia final de primera mano, y el hecho de que los linternas verde se toman con tanta seriedad un deicidio entre los que debieron ser cientos de ellos, me lleva a pensar que los eventos de DotNG no son canon en la continuidad de Dc a tan sólo un par de meses de su publicación.

Pero Turpin no muestra mucho aprecio hacia los seres con súper poderes, por lo cual deja el cuerpo de Orion en el lugar donde lo encontró y sigue adelante con su propia investigación. Gracias a un poco de ayuda de la nueva Question, Turpin llega eventualmente al Club Dark Side, el cual se ha estado mostrando recientemente en varias series de Dc y que es una creación directa de Grant Morrison para la serie Mr. Miracle en su saga Seven Soldiers. Esa parte de Seven Soldiers siempre ha sido la más criticada, no sólo debido a los cambios creativos que tuvo durante su publicación, sino a la poca coherencia de su historia (y hay que recordar que 7S no es una historia precisamente clara), pero Grant la aprovecho para crear un tipo de homenaje a Jack Kirby y es posible que Final Crisis se encamine por el mismo rumbo, al menos parcialmente.

Los objetivos de Jefe Darkside son poco claros, tanto aquí como en sus apariciones en otras series, así como cual es la naturaleza de su nueva versión y la de sus cómplices. Es aún muy pronto para esperar respuestas, pero esperemos que para cuando acabe Final Crisis, todo esto haga mucho más sentido que la serie de Mr. Miracle hace algunos años.

Los Linterna Verde, los Alpha Lantern y los guardianes de Oa no hace mucho aquí más que actuar como policías y miembros de C.S.I. y mientras que verlos en esa faceta es interesante, no hacen nada para avanzar la trama. Tampoco lo hace la JLA, quienes en una de sus dos apariciones actúan como si jamás hubieran conocido a los nuevos dioses, o como si nunca hubieran tenido a alguno de ellos entre sus miembros. Extraño…

.

Balanceando las escalas

Las sociedades de súper villanos no son nada nuevo, de hecho han sido bastante explotadas en los últimos años, así que no es sorprendente ver que Libra intenta crear una nueva. La única diferencia es el motivo bajo el cual su líder planea reunirlos y aquello que promete, aunque hasta el momento no ha sido demasiado claro.

En lo que es obviamente un movimiento destinado a distraer a la Liga de la Justicia, varios villanos hacen una marcha “pacífica” en contra del abuso de fuerza de los vigilantes. Esta idea, aunque un tanto ingenua, no deja de provocarme una sonrisa, al igual que el dinamismo mostrado entre Dr. Light y Mirror Master, quienes aprovechan la ocasión para reclamar la silla Mobius de Metron para su nuevo jefe.

Aunque el ritmo de la acción no es detallado por recuadros distintivos de “más tarde“, “después” o “mientras tanto“, es probable que la distracción de los villanos haya servido también para capturar al héroe que será sacrificado, quién es llevado frente a Libra. La aparición del misterioso villano en esta ocasión ignora por completo los eventos mostrados en JLA #21, al igual que Human Flame, y este más o menos repite su mismo viejo discurso que ha estado dando desde Dc Universe 0. Entonces procede a demostrar que puede cumplir con sus promesas de la forma más cruda y menos extravagante posible.

Esta muerte fue ciertamente rápida y anti climática. Me recuerda un tanto a Liz Hurley concediendo el deseo de Brendan Fraser cuando este pidió una hamburguesa en la cinta “Al diablo con el diablo“; sí, ella tiene enormes poderes y técnicamente le concedió su deseo, pero vamos, esperaba algo más espectacular, algo más fuera del alcance de cualquier mortal.

.

Eso no fue tan difícil ¿cierto?

Los monitores del multiverso son uno de los tantos aspectos avergonzantes de Countdown y aunque su sección en este número puede ser la que más cause que los lectores nuevos se rasquen la cabeza, su utilización aquí es breve y efectiva. Ellos primero nos presumen su nueva máquina, el Planetario Multiversal, y después se disponen a castigar a Nix Uotan, en un momento cliché clásico de ciencia ficción, por su falla al mantener la seguridad del universo bajo su supervisión.

Todo lo que se trató de explicar en Countdown en el transcurso de semanas es explicado sencillamente aquí en unos cuantos diálogos: los monitores han cambiado y, a pesar de antes ser todos iguales, ahora cada uno tiene una propia historia, nombres, amores y alianzas. Solomon también hace una breve aparición, manteniendo de forma cómica su personalidad expositoria a través de sus mejores líneas telenovelescas.

En cuanto al castigo de Nix: este es condenado a ser convertido en un mortal, sin poderes y sin su “palabra de atención”, lo cual probablemente se refiera a un poder de los monitores desconocido para nosotros hasta el momento. Y es con Nix Uotan con quién cerramos este capítulo, al verlo despertar con una nueva identidad (los monitores que lo castigaron se molestaron al menos de proveerlo con un pequeño patrimonio), aparentemente confundido con su existencia humana y un vago recuerdo de su vida pasada, mientras en su televisor se muestran las noticias de la muerte de la víctima de Libra y la reacción de un Green Arrow seriamente molesto.

.

Pensamientos finales

Final Crisis #1 no es espectacular ni emocionante, pero es un arranque lleno de distintos puntos de la trama y mucha información que de momento puede que no parezca relevante. El libro está lleno de detalles y referencias, y si se te pasaron algunas no dejes de checar el sitio Final Crisis Annotations para que te enteres de ellas y el nombre varios de los personajes que hacen su aparición en este ejemplar y que tal vez te resulten poco familiares.

A mi me parece un buen arranque de la serie, pero no podré dar un mejor juicio hasta ver el número 2. Ahora nos gustaría escuchar tu opinión.

.

Calificación:

3 mandriles sobre 5.

.

Noticias anteriores:


3 Responses to “Reseña Final Crisis #1”


  1. 1 sebastian
    junio 1, 2008 a las 10:55 am

    excelente resumen. concuerdo.

    me ha parecido un buen numero aunque no ha sido expectacular
    lo que mas me ha gustado es la interaccion de kamandi, metron y anthro
    y el hecho de que los guardianes con los lanterns y alfas en la tierra como escena del crimen.

    lo mas brillante a sido el arte, genial un dibujo magnifico para una historia epica como esta. ahora lo que espero que morrison haga una historia buena y completa, que no le metan mano para llevarlas a las expectativas exageradas que suelen inflar el marketing.

    saludosh.

  2. 2 sebastian
    junio 1, 2008 a las 10:58 am

    aah me olvidaba!!!!

    mencion especial para human flame con su celular filmando lo de libra y la muerte de martian manhunter. C O O L !!!!

  3. 3 drraven
    junio 2, 2008 a las 1:55 pm

    Gracias Sebastian. A mi me parece que Human Flame ha resultado ser un personaje bastante simpático hasta el momento… ya veremos que le espera al pobre.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: