16
Jun
08

Reseña: The Incredible Hulk (película)

por Kolbe

The Incredible Hulk / Universal Pictures /Dirección: Louis Leterrier / 2008

Después de su muy accidentada presentación en sociedad (cinematográfica) en 2003, el adorable gigante verde de Marvel vuelve a las pantallas por una segunda oportunidad en The Incredible Hulk. Dirigida por Louis Leterrier y protagonizada por Edward Norton (lo que hace que ésta parezca una versión con esteroides de Fight Club), la película pretende funcionar como reboot de la franquicia, aunque dada la cercanía de su antecesora es probable que muchos la consideren secuela. Como sea ¿logran Leterrier y Norton limpiar el mal sabor de boca que dejó Ang Lee?


Antes, tal vez al lector le gustaría saber que como una de las cinco personas alrededor del mundo que les gustó la primera Hulk (entre las que se inlucye la mamá de Ang Lee), no estaba muy emocionado por la producción de esta nueva versión. “Temiendo que fracase como la anterior, seguramente Marvel desechará todo el desarrollo de personajes y se enfocará en pura acción y efectos especiales”, fue lo que pensé. Es cierto que la cinta protagonizada por Eric Bana tuvo muchos bordes sin pulir (sí, me refiero al “clímax” y los perros gigantes), pero nadie puede negar que el corazón de la historia se centraba en los traumas psicológicos de Bruce Banner y eso se agradeció.

Hasta cierto punto, no me equivoqué en mi predicción. La campaña publicitaria de The Incredible Hulk se centró precisametne en la acción más hulkiana, y no sólo eso, sino que deliberadamente (y baratamente, si se quiere) utilizó el tema musical de la serie de los años 70 estelarizada por Bill Bixby y Lou Ferrigno para picar en la nostalgia del público. Pero pasado ese cierto punto, sí me equivoqué. Si bien no es una exploración reflexiva en la mente de Bruce Banner, la película no careció de elementos para sentirse identificado con los personajes.

Claro que dichos elementos son apenas los suficientes para decir que hay desarrollo de personajes, pero esa es precisamente la mejor cualidad de la película: el balance. Utilizando elementos de todas las cosas relacionadas con el personaje, desde la mencionada serie de TV hasta incluso movimientos sacados de videojuegos como Ultimate Destruction o Marvel vs. Capcom, The Incredible Hulk logra mantener un equilibrio más que aceptable entre drama, suspenso, acción y estilo. No es Spider-Man 2, y ni mucho menos es Batman Begins, pero cumple su objetivo con un pequeño plus.

No está excenta de puntos bajos, sin embargo. El más importante de todos es Liv Tyler como Betty Ross, quien de nuevo presenta una interpretación acartonada y una vez más habla como si tuviera algo atorado en la garganta. Por si fuera poco, además de sus sobrevaloradas dotes histriónicas, la mujer tiene un físico y un rostro excelentes para comerciales de perfumes pero inverosímiles para una profesora de ciencias en la universidad. Jennifer Connelly, en ese respecto, cumplía mejor el objetivo, encontrando el punto medio entre belleza e inteligencia.

Tim Roth como Abomination, en lo que a cine se refiere, es mejor villano que cualquiera de los presentados en la versión de Ang Lee, sin embargo a nivel de guión o historia es igual de forzado. Es sólo una excusa para ponera a Hulk a pelear contra algo, en lugar de que sólo esté corriendo del ejército o pidiendo aventones en las carreteras. No se podría decir que éste, en particular, sea un punto bajo, pero ciertamente no se preocuparon en echarle más cerebro para implementer la amenaza dentro del guión.

Esta es la segunda película producida independientemente por Marvel Studios, y en su gran plan de dejar de hacer cómics y hacer cine, empiezan a hilar sus franquicias con algo de descaro para futuras entregas. Como bien se sabe, Robert Downey Jr. retoma su rol de Tony Stark en la última escena del filme (escena que se nota que estaba planeada para después de los créditos, pero alguien se arrepintió al final y la pusieron antes). Además, todo el proyecto por el que Banner se transforma en el Hulk es un derivado o una fase beta del suero del Súper-Soldado, que ya sabemos es el origen del Captain America. Sumado a todo esto está un guiño a una probable próxima aparición de The Leader, que bien podría ser en una secuela directa de esta película o en la próxima Avengers.

En conjunto, The Incredible Hulk satisface, y al igual que con Iron Man, probablemente lo hace porque nadie esperaba realmente nada de ella. Pero hey, salir contento del cine es lo que más cuenta al final, ¿no?

Ah, y como extra, decir que ésta es la película de Marvel con los mejores cameos típicos de sus películas.


2 Responses to “Reseña: The Incredible Hulk (película)”


  1. junio 26, 2008 a las 1:11 am

    Yo soy otra de esas cinco personas a las que les gusto la primera película.

    En general si me gusto esta nueva, igual era de esos que no daban un peso por ella, pero la verdad salí muy contento.

  2. septiembre 6, 2010 a las 2:39 pm

    Buena pagina checa la mia:www.ultimatemarvelhero.es.tl


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: