23
Jul
08

Reseña: The Dark Knight (más vale tarde que nunca)

por Kolbe

Sí, casi una semana después Operación Mandril te trae su reseña oficial de The Dark Knight, pero ¿por qué tardó tanto, preguntas? Porque creemos que resulta ridículo volver a decir cuán buena es esta película –sobre todo porque seguramente ya la viste al menos una vez y ya lo sabes. Si revisas Rotten Tomatoes verás más de 200 reviews alabando a Christopher Nolan y su secuela. El asunto de si el fallecido Heath Ledger (o incluso la película misma) debería recibir un Oscar está mas agotado que nada. ¡Por Dios, el filme está en primer lugar en IMDB! ¡Por encima de El Padrino!

Así que no necesitas que te lo digamos. The Dark Knight emana grandeza por sus poros. Por lo tanto, nuestra reseña se enfocará no en lo obvio, sino en por qué exactamente es tan buena esta película, sobre todo en comparación con su fuente de inspiración: el cómic.

Advertencia: SPOILERS AHOY! MUCHOS SPOILERS. SPOILERS HASTA QUE TE SALGAN POR LA OREJAS.

The Dark Knight, así como su predecesora, Batman Begins, están basadas en el cómic acerca de un multimillonario que se viste de murciélago para combatir el crimen. ¿Obvio? No tanto. Tras visitar el callejón de los recuerdos y ver lo que Burton y Schumacher hicieron la decada pasada, caí en cuenta de que dichas películas se basaron en lo que la gente conocía como “Batman”. Con “la gente” me refiero obviamente a los no-lectores, y para 1989 lo que “la gente” conocía como “Batman” era a Adam West bailando el bati-twist. Si la punta de los dedos índice de Burton o Schumacher alguna vez rosaron un cómic de Batman, fue sólo para verlo y no leerlo y eso se nota no sólo en las historias que nos presentaron durante cuatro películas (prácticamente todas parecían episodios de hora y media de TV y sólo faltaba un anunciador diciendo “En este capítulo, Batman se enfrenta a…”) sino en la selección de villanos usados. Joker, Catwoman, Penguin y Riddler fueron los primeros cuatro en salir. Todos personajes principales de la serie de TV de los 60’s. Y si usaron a Two-Face, Mr. Freeze y Poison Ivy fue porque para entonces se les estaban acabando las ideas y probablemente decidieron usar la serie animada de Bruce Timm para buscar más personajes.

Así que, efectivamente, Christopher Nolan, David Goyer y el resto del equipo fueron los primeros en hacer una franquicia fílmica de Batman basada en los cómics. Cualquiera que tenga un conocimiento mínimo del personaje más allá de lo mostrado en medios no impresos puede reconocer que Begins es más que cualquier otra cosa una versión extendida de Batman: Year One, con agregados clásicos de la historieta como Ra’s Al Ghul y The Scarecrow, personajes que (al menos el primero de éstos) no son muy conocidos fuera de las esferas del medio del cómic. Y siendo Begins la versión filmica de Year One, los fans sabíamos qué es lo que seguía: The Long Halloween.

Cualquiera que hubiera leído la obra de Jeph Loeb y Tim Sale sabía cuál era la idea detrás de The Dark Knight. En The Long Halloween, la alianza formada por Batman (que lleva poco operando en la ciudad), Jim Gordon y Harvey Dent logra con una efectividad mordaz derribar los pilares sobre los que se sostiene el crimen organizado en Gotham. Carmine Falcone, desesperado ante la posibilidad de perder el poder y con muchos rivales dispuestos a tomar su lugar (entre los que se cuenta Salvatore Maroni), recurre a los llamados “fenómenos”, una nueva moda en crimen que parece haber nacido junto con Batman (The Joker, The Riddler, The Scarecrow y todos los criminales más famosos del reparto). Tanto la trifuerza de Gotham como Falcone además se enfrentan aun miesterioso asesino que cobra víctimas en días feriados y por lo que es llamado Holiday. Al final de la novela, el hampa se derrumba casi en su totalidad pero no sin sus consecuencias: la pérdida de Harvey Dent quien es trastornado y convertido en el peligroso Two-Face y el alza de los “fenómenos” como el nuevo régimen de crimen en Gotham. Un régimen que va más allá de lo que el crimen organizado nunca buscó.

Si ya viste The Dark Knight pero no leíste The Long Halloween podrás notar que la trama es básicamente la misma salvo por una excepción. En la película, Maroni (quien sustituye a Falcone dado su final en Begins) recurre no a un grupo de “fenómenos” sino a uno solo: The Joker, quien como siempre tiene su propia agenda y al igual que en The Long Halloween sólo aprovecha la situación para provocar el caos a su paso y probar su punto de vista. Para él, cualquier persona, dadas las circunstancias, puede volverse tan retorcido y psicópata como él y qué mejores conejillos de indias para su experimento que el “caballero blanco” de Gotham, Harvey Dent y el vigilante de Gotham, Batman (quien es el máximo reto, por supuesto).

Jona Nolan, hermano del director y guionista de Memento y The Dark Knight, citó en más de una ocasión las dos primeras apariciones de The Joker en los cómics (en la cuales mató a más de una docena de personas) como su principal fuente de inspiración para su tratamiento del personaje. Sin embargo, al igual que con The Long Halloween, cualquiera que haya leído The Killing Joke de Alan Moore sabe que el fin último del personaje en la película es el mismo, sólo que en lugar de intentar quebrara a Gordon, intenta quebrar a Harvey Dent. Trágicamente, a diferencia del one-shot de Moore en el que el comisionado no sucumbe a los juegos mentales de The Joker, en The Dark Knight Harvey Dent es totalmente destruído por él y, efectivamente, logra bajarlo a su nivel “creando” al famoso y malogrado Harvey Two-Face.

Así mismo, en The Killing Joke se explora la ambiguedad de los orígenes de The Joker. Si bien es cierto que existe una secuencia de flashbacks que parecen ser el origen definitivo del personaje, el mismo Joker insiste en que él mismo no recuerda cómo llegó a ser lo que es y que si va a tener un pasado, prefiere que sea “de opción múltiple”. En el galardonado cómic Mad Love, en el que se relata como Harley Quinn terminó siendo la obsesiva y co-dependiente secuaz del famoso criminal, también se explora la habilidad de The Joker para mentir, contándole a Harley (mientras ésta era su psicóloga en Arkham) el cómo su padre lo golpeaba. No mucho tiempo despúes Batman le hace saber a Harley que su enamorado inventa toda clase de historias sobre su pasado y ninguna es real. Cristopher Nolan reconoció esta gran cualidad (en términos de narrativa) del personaje y así como en los cómics, The Joker en The Dark Knight miente una y otra vez sobre su pasado, no dándonos ni la más remota pista sobre quién es en realidad (y la verdad es que no importa). Esta es, sin duda, una de las características que hacen de The Joker un personaje que trasciende la historia. El no saber exactamente quién es y de dónde viene nos pone precisamente en las botas de Batman, quien, como nosotros mismos, nunca sabe qué esperar de su archinémesis.

No conforme con darnos una brillante adaptación de, al menos, dos grandes historias de Batman en los cómics, Nolan además se atreve como todo artista serio a darnos algo más. Hasta cierto punto, los protagonistas son Batman, Gordon y Dent (mientras que The Joker es más un McGuffin, como el tiburón en Jaws o el huracán en Tornado, gatilleando acciones de los demás personajes), pero en cierta medida el verdadero personaje principal de The Dark Knight es Gotham, son sus ciudadanos. Es una historia acerca de la pérdida y recuperación de la esperanza y de lo dispuesto que está Bruce Wayne a limpiar la ciudad, cueste lo que cueste. Así sea manchando su imagen con tal de preservar la de Harvey, quien representa el símbolo de bondad defnitivo para la ciudad y que por lo tanto ésta no debe enterarse de que The Joker, al final, ganó (aún si no pudo hacer que los barcos se destruyeran entre sí). Esta es la segunda vez que Bruce decide destruir su propia imagen, primero sin máscara (siendo un playboy irresponsable y malvisto por todos) y ahora con máscara (siendo el vigilante, el paria, el que ha cometido tantos pecados como los criminales que jura combatir). A Bruce ya no le importa nada, más que su gerra contra el crimen. Lo que otros piensen de él es secundario y su meta en la vida, así como en la de Gordon, será rescatar a Gotham del abismo en el que está sumergida. Abismo del que, muy a su pesar, él mismo ha sido cómplice.


14 Responses to “Reseña: The Dark Knight (más vale tarde que nunca)”


  1. 1 provolone
    julio 23, 2008 a las 1:23 pm

    nada más para los escépticos que repudian cualquier super producción hollywoodense por temor a caer entre el resto de nosotros, la chusma inculta, si es que alguno está leyendo este blog (que lo dudo): vale la pena señalar que esta historia (the dark knight) no sólo es disfrutable para los que de verdad se hayan sumergido en el real personaje del hombre murciélago (el de los cómics, pues). a pesar de las referencias e intertextos, la narrativa al borde que no pierde tensión ni un segundo, sumado además a la exclusión de katie holmes del reparto (gracias a dios… digo, a nolan) y el manejo sutil pero contundente de la cámara (detalles que marcan la diferencia, como girarla cuando el joker se encuentra colgado de cabeza, para que así el espectador lo enfrente desde el mismo ángulo que a batman, pero con un twist de locura) cualquiera puede deducir que esta NO es otra peli del montón. es decir, no hago énfasis en que no es sólo otra de batman, sino que no es sólo otra de cualquier género y/o personaje. yo NUNCA exagero, y esta película es de las que DEBEN verse, si es que les gusta presumir de su amplio criterio y buen gusto.
    por cierto, el fatídico y decadente director del batman con pezones es Schumacher, no Shumacher. pero por maleta, supongo que merece una pequeña mutilación a su nombre, si ya mancilló en demasía el Batman

  2. 2 kolbetronic
    julio 23, 2008 a las 1:28 pm

    Corregido, señorita. ¡Gracias!

  3. 3 provolone
    julio 23, 2008 a las 1:28 pm

    don kolbe corrigió, aterrorizado después de leer las últimas líneas de mi comentario, el nombre de shucmacher. FAIL, joel se merecía ese castigo.
    en fin!

  4. julio 23, 2008 a las 4:45 pm

    Y si te digo que a mí no me llenó? >////>

    Digo, no digo que sea mala… fue muy buena… pero no la veo como la película del siglo.

  5. 5 drraven
    julio 23, 2008 a las 6:15 pm

    Shumacher, Schumacher, shucmacher… ¡pónganse de acuerdo gente! Ahora estoy confundido…

    (Prometo hacer un comentario relevante a la reseña después de leerla, lo cual haré después de ver la cinta)

  6. 6 kolbetronic
    julio 24, 2008 a las 8:50 am

    @Koalaexe:

    Entonces tienes una opinión diferente y la diversidad de pensamiento ha triunfado en el planeta. Hooray!

  7. 7 drraven
    julio 24, 2008 a las 11:37 am

    ¡Gran reseña Kolbe! Especialmente buena para aquellos que deseen introducirse en las obras gráficas que dieron origen (al menos en espíritu) a esta película.

    En cuanto a la película misma, diablos… aún estoy escaso de palabras. Creo que también siento que es un poco redundante para ahora el alabarla, pero igual lo haré: es fantástica, y no precisamente por el nivel de secuencias espectaculares, las cuales hay pero que no hubieran sido nada especial de no ser por los personajes que las interpretaban. El desarrollo de los personajes es grandioso, teniendo cada uno su espacio para un tratamiento respetuoso y completo ¡diantres! incluso me importaron las muertes que ocurrieron.

    La película es implacable, vertiginosa, profunda… aunque no estoy seguro de que sea la mejor película de la historia (no he visto tantas películas), pero al menos la mejor que yo he visto hasta el momento (lo siento Loca Academia de Pilotos II ¡has sido remplazada!). Estoy sorprendido que no haya más critica contra la película, ya que normalmente los hipsters se apuran a despreciar cualquier cosa mega-popular. Supongo que hasta a ellos les gustó.

    La única crítica que le podría hacer es que la voz de Batman a veces sonaba un tanto forzada (por suerte no en momentos clave), aunque eso es algo que Bale ha hecho desde la primera cinta y trato de racionalizarlo como la representación realista de un hombre que finge la voz para sonar más amenazante, lo cual finalmente es lo que es.

    En cuanto a The Long Halloween, aunque es una obra muy buena, prefiero el tratamiento que Nolan le dio a Dent que el que le dió Loeb, ya que en su obra Dent es más una víctima con menos motivos para cambiar de bando y su culpabilidad es sugerida en la novela gráfica a través de una pista falsa tras otra, restándole fuerza al personaje. Loeb hizo trampa en TLH… eso es lo que creo.

    El Joker es sensacional, aunque creo que cualquier parecido con The Killing Joke es meramente temático y algo superficial. TDK eleva la propuesta que Moore planteó en TKJ, aunque la cinta la utiliza más como un proceso para alcanzar el verdadero objetivo de Joker, el cual es muy distinto al de la novela gráfica. No creo que la representación de Ledger del personaje llegue a ser superada (y eso que tenia mis dudas antes de ver la película), lo cual hace que me acongoje más su muerte; merecía disfrutar de su momento. En cuanto pueda me escaparé para ver la película de nuevo.

  8. 8 dickcanales
    julio 24, 2008 a las 6:27 pm

    muy buena la pelicula, la mejor basada en comics de la historia y el mejor estreno del año de lejos… pero de alli a ser la mejor peliucula de la historia es demasiado, simplemente por que hay muchas peliculas muy buenas que son obras maestra y que entre tantas no se puede elejir solo una.
    the dark knight ha logrado lo impensable…poner a una pelicula de superheroes a codearse con las mas grandes como el padrino.

  9. 9 kolbetronic
    julio 24, 2008 a las 11:12 pm

    Concuerdo con lo de la voz de Batman. Es decir, me queda claro que quiere sonar amenazante y “sobrenatural” hacia los criminales y que no quiere que nadie lo descubra como Bruce Wayne, pero ¿es necesario que hable tan raspadamente con Gordon o Dent? En Begins, cuando le “revela” su identidad a Rachel le bajó lo monstruoso a su voz, y creo que así debió ser en su interacción con los personajes citados?

    Ese fue, yo creo, el único punto flojo de la película. Algo meramente superficial y opacado por la excelente ejecución que le rodea.

  10. 10 jp
    julio 25, 2008 a las 8:22 am

    Creo que es el mejor analisis de la pelicula que he leido.
    Felicitaciones

  11. julio 26, 2008 a las 11:13 am

    A mi me facinó la voz e batman, tiene el estilo de heroe oscuro de comics. Además como que ahí demuestra la biolaridad del personaje. ¿Se fijaron que Bruce Wayne cuando necesitaba ponerse el traje y salir a golpear a los chicos malos hacía una voz entre batman y bruce? Es como si fuera una transformación de su subconciente.

  12. 12 kolbetronic
    julio 26, 2008 a las 12:57 pm

    Pero Bruce no es bipolar. Está siempre en control de sus “personas”. Si acaso, el bipolar es Dent, ¿no?

  13. julio 30, 2008 a las 4:11 pm

    Pos sabe pero en los 10 trastornos de batman nombran bipolaridad, no se si se refieran a eso. A lo mejor solo es un detalle que quisieron relucir en la película.

  14. 14 kolbetronic
    julio 30, 2008 a las 4:23 pm

    Ah, sí. Bueno la bipolaridad es uno de los trastornos con los que no estuve de acuerdo en esa lista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: